Tallergrafica3’s Blog

November 27, 2008

Palermo Soho: el fenómeno de un barrio en constante crecimiento

Filed under: lugares — tallergrafica3 @ 3:07 am

Palermo Soho: el fenómeno de un barrio en constante crecimiento

 

 

Por Natalia Monkowski

 

 

 

Hace cinco años atrás nadie hubiera imaginado la gran transformación que sufrió este barrio. Ni siquiera hubieran imaginado que Palermo Viejo se dividiría para autodefinirse Palermo Hollywood y Palermo Soho. Mientras que Palermo Hollywood es la zona comprendida entre Dorrego y Juan B. Justo,  y Córdoba y Nicaragua, Palermo Soho se encuentra entre Juan B. Justo y Scalabrini Ortiz, y Córdoba y Nicaragua.

En los años 80 Palermo Viejo se caracterizaba como un barrio bohemio, con gente intelectual y artista, habitada por casas y talleres mecánicos en menor proporción, donde vivía gente mayor. Pero hoy cambió. Las peluquerías, locales de decoración e indumentaria, librerías, bares, restoranes, galerías de arte, negocios vinculados a la moda, hoteles boutique y productoras de cine y televisión coparon el barrio.

Ir a pasear por Palermo Soho durante el fin de semana se convirtió en una salida habitual. Y los motivos para no perderse este paseo son muchos. Plaza Serrano, en la intersección de Serrano y Honduras, se convirtió en la vedette del barrio. Allí todos los fines de semana se arma la feria que nuclea diseñadores independientes y artistas bohemios que exponen en mantas sobre la vereda sus creaciones. A precios muy accesibles, los diseñadores independientes encontraron su lugar para vender sus creaciones. Lo hacen en locales enfrente a Plaza Serrano que por la noche son bares a los que concurre la gente joven. ¿Qué exponen los diseñadores? De todo. Además de todo tipo de indumentaria, podemos encontrarnos con collares, bikinis, ropa interior, sandalias, medias, binchas y aros. Pero el plus es que tanto la indumentaria como los accesorios son un diseño original.

Pero es curioso el contraste entre los diseñadores independientes nucleados los locales frente a Plaza Serrano y los artistas que exponen sus creaciones sobre la vereda, y los locales de ropa. Mientras en estos últimos predomina la marca, los precios que nos recuerdan la inflación y lo “cheto”, la feria de Plaza Serrano se caracteriza por ser original, diferente, bohemia y apta para todo bolsillo.   

Los turistas y la gente joven de clase media habitan las calles durante el día en Palermo Soho y se asombran con los diseños atípicos y los precios baratos, mientras de noche los bares que de día fueron ocupados para la feria se llenan con la juventud ansiosa de pasar una noche en este maravilloso barrio.

En estos últimos cinco años las casas prácticamente desaparecieron o lo están por hacer, la mayoría tiene el cartel que anuncia que se vende o alquila, para darle lugar a este fenómeno en expansión que podríamos denominar nuevo Palermo que tiene una interesante combinación entre moderno, fashion y bohemio, que nadie se puede perder.

http://www.bue.gov.ar/recorridos/?menu_id=123&info=auto_contenido

 

http://www.cronista.com/notas/154392-la-ropa-palermo-soho-ahora-causa-furor-america-latina

 

http://www.visitbue.com/esp/soho.html

Advertisements

November 24, 2008

Ventanas Abiertas de América Latina.

Filed under: lugares — tallergrafica3 @ 10:47 pm

Por Lucía Florencia Grasso.

Un olor a pintura fresca invade mis sentidos. La luz imponente del sol se proyecta a través del techo de vidrio. Todo brilla, las paredes, el suelo, el metal de las escaleras mecánicas. Ellas me transportan al cuarto que reúne alrededor de cien maneras de expresar emociones. Allí parecen estar inmóviles las obras de los más reconocidos artistas latinoamericanos. Pero a medida que me adentro en la sala las pinturas parecen tomar forma, movimiento y capturar mi atención. Todas compiten por los ojos de los espectadores, ellos se transforman en el bien más preciado de cada cuadro, pues que sería de ellos si no se los pudiera ver.

MalbaMalba – interior

 Por imposición fueron organizados cronológicamente. Es así como Xul Solar, Tarsila do Amaral , Figari , Di Cavalcanti , Covarrubias ganan la batalla en primera instancia. Sus trabajos, que comprenden el período de 1910 – 1920 muestran una tensión entre lo viejo y lo nuevo. Muchos de ellos viajan a Europa y traen de allí corrientes como el Expresionismo, Cubismo y Futurismo. En la Argentina una fuerte disputa entre criollistas y modernistas domina los clubes de reunión de artistas herederos y los nacientes profesionales. Los artistas latinoamericanos empiezan a crear obras originales no sólo por su estilo, sino también porque reproducen realidades y problemas de la existencia. El deseo del progreso se plasma en cada imagen. 


 Finalizada la primera parte de la exposición los visitantes del museo arriban a las décadas del ’40 y ´50. En ese momento la idea central de los pintores latinoamericanos es terminar con el carácter ilusionista de las obras y la concepción de cuadro como “ventana”. El arte ya no debe representar la realidad sino trabajar con sus elementos concretos: el color, las líneas, el plano y las formas. Botero y Frida Kahlo impactan con sus técnicas. Antonio Berni se destaca en la sala, dos obras imponentes, una de ellas mira hacia un banco de madera, colocado allí estratégicamente, para que los curiosos se sientan frente a él y crean que el cuadro “los está mirando”. Se trata de “Manifestación”. Allí los obreros y su familia piden pan y trabajo, pero en sus ojos no se ve rencor hacia los gobernantes, sino necesidad y ansiedad. Hambre. Unidad. Fuerza. Esperanza. Ideas que revela esa manifestación artística.

 

 Un torbellino de azules eléctricos, fucsias, magentas, amarillos me toman y me atrapan. Es la anteúltima parte de la exposición, y el Pop Art ha nacido. Las décadas del ´60 y ´70 se caracterizan por un Berni más modernista, psicodélico, y su maqueta de un monstruo con piernas de mujer se transforma en la protagonista de la sala.

 

Antonio Berni - 1981Antonio Berni – 1980

Antes de irme descubro a Cristo montado de un avión. La obra es realizada en 1965, en alusión a la Guerra de Vietman, pero recobra trascendencia hace unos años por la guerra de Estados Unidos contra Irak. Polémica, reflexiva, punto de inflexión desde donde se puede juzgar el mundo que nos rodea. Frutilla de la torta, para una exposición que revela, con forma de ventanas para asomarse y conocer, partes de la cultura de los pueblos latinoamericanos.

 Leon Ferrari - 1966Leon Ferrari – 1966

Parque Sarmiento

Filed under: lugares — tallergrafica3 @ 3:57 am

 

En un momento en que se habla tanto del medio ambiente y palabras como “contaminación ambiental, sonora y visual” como tantos términos afines se han incorporado al habla cotidiana, hablar de un parque de 70 hectáreas en medio de una mega ciudad como Buenos Aires, parecería algo utópico. Sin embargo es real.

Hablamos del Parque Sarmiento, ubicado en el hermoso barrio porteño de Saavedra, que recibe miles de visitantes cada semana y más aun los fines de semana. Ellos bajan cargados con sus heladeras portátiles, sillas plegables, niños y pelotas de fútbol de los colectivos que pasan por la Avenida Balbín casi en el cruce con la Avenida General Paz. Para muchos de ellos, algunos residentes de la zona sur de la ciudad, constituye una alternativa barata para mitigar el calor de los interminables días de verano (gracias al cambio horario) por solo un peso la entrada.

 

Aunque no se puede entrar al parque con mascotas, en el predio moran hace años varios perros que lo convirtieron en su hogar y disfrutan de los restos que caen de las parrillas y las mesas. Sí, porque aunque ya muy vetustas, hay parrillas que pueden ser usadas, según el bolsillo de los asistentes. Una recorrida por los asadores, un domingo cualquiera, muestra una abundante cantidad de grasosas hamburguesas y algunas pocas, pero bien custodiadas por sus dueños, tiritas de asado.

 

Se forman grupos de jóvenes para usar sus 11 canchas de fútbol o las cuatro canchas de handball. Otros prefieren transpirar en una de las 11 canchas de tenis mientras que otros disfrutan del patín Roller o el atletismo. ¿¡Y qué decir de las atestadas y bulliciosas piletas!?

 

La arboleda es añeja. Es un verdadero pulmón para la zona que ha valorizado las propiedades cercanas. También el continuo paso de personas ha hecho florecer un sector de quioscos y negocios afines en la vereda del frente por la Avenida Balbín. Durante la semana, no son pocas las escuelas que usan el parque para ejercicio físico así como una cantidad creciente de vecinos que hacen su caminata bajo la fresca sombra o siguiendo el perímetro bien enrejado.

 

Se podría llamar al Parque Sarmiento, un lugar “democrático”. Pero como todo lo pertinente a este sistema representativo, es perfectible. No solo por parte de los asistentes, que deberían colaborar con la higiene, sino también es responsabilidad de las autoridades de la Ciudad. Sin embargo que desde luego otros asuntos más urticantes y urgentes, como la falta de insumos en los hospitales porteños o la crisis edilicia en las escuelas que merecen más atención, y con justa razón. Pero no por esto pierde importancia este imponente regalo de la naturaleza que mejor atendido, con recursos legítimos, cooperación de entidades vecinales y municipales, podría convertirse en un ámbito propicio para mejorar la salud de los vecinos, por su entorno privilegiado y a la vez, ser aprovechado con imaginación para desarrollar eventos culturales y educativos, más allá de la música, como talleres de lectura, escritura, teatro o pintura al aire libre; disciplinas que apuntan al espíritu además del cuerpo. Se podrían incluir, de esta forma, la salud y la educación por tan solo un peso la entrada.

Por

ANA ELIZABETH SALVI

http://lamalapalabra-anita.blogspot.com/

November 23, 2008

Lugares

Filed under: lugares — tallergrafica3 @ 4:42 pm

San Juan y Boedo: Arte y tango


“San Juan y Boedo antiguo y todo el cielo,

Pompeya y, más allá, la inundación,

tu melena de novia en el recuerdo,

y tu nombre flotando en el adiós…

La esquina del herrero barro y pampa,

tu casa, tu vereda y el zanjón

y un perfume de yuyos y de alfalfa

que me llena de nuevo el corazón.”

Sur

(Homero Manzi – Aníbal Troilo)


Así comienza el tango que dio fama a una esquina de Boedo, reconocido por los vecinos de Buenos Aires como el barrio tanguero por excelencia. Basta recordar que, en el viejo bar Alabama de la esquina de Carlos Calvo y la avenida que lleva el mismo nombre que el barrio, el maestro Osvaldo Pugliese, de quien se cumplirán más de cien años de su nacimiento el próximo 2 de diciembre, solía sentarse a tomar café, y que San Juan y Boedo, la esquina inmortalizada en el tango Sur, es conocida como “esquina Homero Manzi”.

Pero este barrio, además, tiene una historia cultural desconocida para mucha gente. Pocos saben que la Universidad Popular de Boedo creada en 1928, que hoy ya no funciona, fue la segunda de su especie en la ciudad. Boedo también congregaba en los años ’30 a diversos intelectuales en la peña Pacha Camac, impulsada por el dramaturgo, escritor y autor de letras de tango José González Castillo, quien buscaba extender la cultura del barrio y que los artistas tuvieran un lugar donde reunirse. El pintor y escultor Francisco Reyes había formado parte de esta peña que duró hasta 1946.
El sociólogo Aníbal Lomba llegó al barrio de su esposa en los años ’60 y, después de mucho tiempo de haber participado en el Rotary Club de Boedo, conoció a Reyes. Se hicieron amigos y junto con el historiador de tango y uno de los fundadores de la Academia Porteña de Lunfardo, José Gobello, fundaron la Junta de Estudios Históricos del Barrio de Boedo el 7 de octubre de 1986, una asociación civil sin fines de lucro que tiene por objeto “estudiar e investigar sobre la historia del barrio desde sus orígenes y mantener vigente su historia sociocultural”, según define Lomba.

La Junta de Estudios Históricos de Boedo instala placas recordativas en lugares históricos del barrio o donde vivieron personalidades: actualmente conviven en Boedo 40 placas fileteadas por el artista plástico Luis Zorz. “Elegimos el filete porque es la pintura popular porteña”, explica Lomba. Una de ellas está instalada en el predio donde funcionaron el circo Politeama Doria, el Teatro de Verano de José González Castillo y el Cine Nilo, entre otros. En el frente del edificio de Boedo 837 se instaló otra en recuerdo de la Editorial Claridad, del Grupo Literario de Boedo. También descansa una en la pared de Boedo 875, donde funcionó el Café Dante desde 1917, en cuyas mesas solían juntarse los jugadores de San Lorenzo con los intelectuales del Grupo Boedo.
Cumpliendo un viejo sueño de Francisco Reyes, el nuevo emprendimiento de la Junta de Estudios Históricos de Boedo es el Paseo de las Esculturas, aprobado por la Ley 494/2000 de la Legislatura Porteña. El Paseo está habilitado para que se instalen 24 obras a lo largo de cuatro cuadras de la avenida Boedo entre Independencia y San Juan. Actualmente ya hay colocadas nueve y piensan emplazar el resto este año. Comenzaron a ser puestas en las calles en el 2004, fueron donadas por los escultores Oscar De Bueno, Antonio Oriana, Leo Vinci, Arturo Alvarez Lomba y por las familias de los artistas fallecidos Francisco Reyes y Alberto Balietti, entre otros. Se agregan al Paseo las dos emplazadas anteriormente: La madre, de Francisco Reyes, y José González Castillo, de Vicente Roselli.
una de las historias mas llamativas está relacionada con la obra Reposo, del escultor ruso Stephan Erzia, que tiene una historia particular. “Erzia vino de Rusia a hacer una exposición y trajo veinte obras, entre las cuales estaba Reposo. Le gustó Buenos Aires, se quedó hasta 1949 y vivió cerca de 15 años en Boedo”, relata Lomba. Erzia conoció acá el quebracho y trabajó numerosas obras en esa madera. Incluso cuando regresó a Rusia se llevó unos troncos, autorizado por el gobierno peronista de entonces para seguir trabajando esta madera en su país. Reposo, una obra esculpida en mármol siberiano, fue adquirida en 1936 por la Municipalidad de Buenos Aires y, ante un pedido de la Junta de Estudios Históricos de Boedo, el Departamento de Monumentos y Obras de Arte de la Ciudad fue trasladarla y emplazarla en Boedo. De esta manera las calles dejan de ser un lugar de paso para ser un lugar de placer estético.

Por Florencia Iserte

November 22, 2008

Monte Hermoso: Un paraíso natural

Filed under: lugares — tallergrafica3 @ 12:19 am

Por Julieta Somoza

 

A tan solo 630 km de Capital Federal,  por la ruta 3 se encuentra la ciudad de  Monte Hermoso.

Su playa de suave declive con sus 35 km de extensión y un ancho promedio de 100 metros de arenas cálidas,  es una de las más hermosas de la Argentina.

Sus atardeceres, son un espectáculo natural porque el sol sale y se pone en el mar.  Además la temperatura del agua supera en 5 ºC  a cualquier otra playa bonaerense.

 

 

La pesca de corvinas y otras especies convierten este balneario en una atracción para pescadores, la playa cuenta con un espigón de pesca y allí todavía se pueden extraer almejas y mejillones.

Sus médanos son una atracción y una alternativa para divertirse: a partir de la zona de Sauce Grande se puede andar en vehículos 4 x 4.

 

En el ingreso a la ciudad se encuentra la Laguna Sauce Grande, que se forma por los obstáculos entre dunas que encuentra el río Sauce Grande que viene desde Sierra de la Ventana para desembocar en el Mar Argentino. Ese espejo de agua dulce de 2.900 ha se destaca por la abundancia del pejerrey y porque  allí se pueden se practicar todo tipo de  deportes náuticos.

 

La ciudad esta preparada para recibir una gran cantidad de turistas, por la oferta de hoteles, camping, y opciones de alquiler de casas y departamentos. Además hay un  buen servicio gastronómico y los precios son accesibles.

 

Este paraíso ofrece distracciones para cada uno de los integrantes de la familia. Hay variedad de boliches para los jóvenes, lugares de entretenimiento para los más chiquitos y cine, teatro, confiterías, restaurantes y casino para los adultos

 

Monte Hermoso es una buena opción para las familias que desean pasar un verano tranquilo pero divertido. Allí todavía es posible dejar las puertas abiertas, y que los chicos salgan solos a la calle.

 

Este balneario  no es solo una atracción para pasar el verano, durante la fiesta de la primavera  es el lugar típico de encuentro de los estudiantes de secundario de las ciudades cercanas, que se hospedan allí  durante los tres o cuatro días que dura la fiesta, para estar con amigos,  andar en cuadriciclo o a caballo por la playa, y disfrutar de los  recitales gratuitos que se ofrecen en la calle durante la elección de la reina de la primavera.

 

Sin duda la playa  es lo mas fascinante de la ciudad, pero cualquiera que visite la localidad no debe dejar de pasar por el Museo de Ciencias Naturales que se ubica en la planta baja del Centro Cívico Alborada (Paraná 250) donde se muestran los  restos de mega mamíferos que habitaron el partido hace no menos de 20 milenios y colecciones de moluscos. 

 

Además, el sitio Arqueológico “Monte Hermoso I” (ex “El Pisadero¨), situado a 6 km al oeste de la ciudad,  preserva sobre depósitos limo-arcillosos las improntas de pisadas humanas de hace 7.000 años (según datación por Carbono 14).

 

Monte Hermoso es sin lugar a dudas el mejor lugar para pasar unas confortables vacaciones, tiene todas las ventajas de una ciudad pero además es un lugar cálido y familiar donde se aún se puede disfrutar de la naturaleza en su esplendor.

Blog at WordPress.com.