Tallergrafica3’s Blog

November 25, 2008

Para recomendar después de ver

Filed under: Cine — tallergrafica3 @ 1:52 am

quemese

Ficha Técnica

Titulo original: Burn after reading

Género: Comedia dramática

Dirección: Ethan Cohen, Joel Cohen

Guión: Ethan Cohen, Joel Cohen

Interpretes: George Clooney, Frances Mcdormand, Brad Pitt, Tilda Swinton, John Malkovich, Richard Jenkins

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Música: Carter Burwell

Montaje: Roderick Jaynes

Origen: Estados Unidos – Inglaterra – Francia (2008)

Duración: 95 minutos

***

Quémese después de leerse es la nueva película que lleva el sello de los hermanos Coen. Sus películas suelen estar teñidas de una confusión propiciada por confabulaciones y un poco de violencia. Joel y Ethan se caracterizan por trabajar con los géneros de comedia y cine negro. Algunos de los títulos más conocidos son O Brother (2000) y No es país para viejos (2007) que ganó el Oscar a la mejor película. Ésta particularmente, tiene como condimentos infidelidades, muertes, y muchos malos entendidos y combina personajes excéntricos, humor áspero y una incisiva ironía.

El argumento es enredado. Como consecuencia de haber sido despedido como analista en la CIA, Osborne Cox (John Malkovich) decide dejar de trabajar, tomar alcohol y escribir sus memorias. Mientras tanto, su esposa Katie (Tilda Swinton) contempla con su amante Harry Pfarrer (George Clooney) la posibilidad de divorciarse y para eso hace una copia del registro de los bienes que su marido guardaba en la computadora.

Paralelamente, en el gimnasio Harbodies, Linda Litzke (Frances McDormand) aprovecha las horas de trabajo para organizar encuentros a través de Internet, y soñar con hacerse las cirugías estéticas que no puede pagar. Ella es incentivada por Chad Feldheimer (Brad Pitt), un torpe y risible entrenador, mientras ignora que el administrador del gimnasio, Ted Treffon (Richard Jenkins), está enamorado de ella.

Estas dos historias se cruzan accidentalmente cuando la copia de los documentos de Cox cae inesperadamente en manos de uno de los empleados del gimnasio. Esto desata inesperadas peripecias, debido a que Linda y Chad toman las insignificantes memorias de este desempleado agente como información importantísima del servicio secreto y deciden recurrir a cualquiera que pueda darles algo de dinero. Esta sátira sobre el mundo del espionaje es atravesada por un torbellino de intrigas, tropiezos siniestros, giros inesperados, y entrecruzamientos delirantes.

La trama mordaz y absurda, llena de gags – es acompañada por un muy acertado reparto. Con un elenco tan reconocido, resulta sugestivo el desplazamiento de los roles usuales a los que estaban acostumbrados algunos actores. Nadie se hubiera imaginado a Brad Pitt haciendo de un tonto afeminado con expresiones completamente grotescas en un personaje que no requiriera sensualidad y que encima le saliera bien. Al mismo tiempo llamó la atención Frances McDormand con una excelente representación de una desquiciada solterona cegada por su ambición de transformación física. Los personajes de Clooney, un mujeriego empedernido, y Malkovich, un triste desempleado, se lucen en la metamorfosis psicótica de sus personajes. Son notables también los diálogos entre los jefes de la CIA, uno de ellos David Rasche (el inolvidable Martillo Hammer) indagando sobre las ocurrencias desatas por el robo de las memorias de Cox.

En definitiva, Quémese después de leerse es una película acaso atípica para lo habitual de Hollywood: se escapa de lo light y maneja un humor que interpela más allá de lo superficial. Los menos críticos podrán encontrar a estrellas en papeles inverosímiles; para el espectador más exigente, será una oportunidad de ver el otro cine que también se produce en Hollywood. Una invitación a aquellos cansados de fórmulas repetidas.

Betina Bartol

Advertisements

Un espacio para la cinefilia amateur

Filed under: Cine — tallergrafica3 @ 12:54 am
Tags:

Anteriormente para hablar de cine había que ser un crítico. Ahora, con la aparición del blog, se reconoce que todo espectador es potencialmente un crítico y se multiplican los espacios de aficionados que se dedican a comentar sus películas y directores favoritos.

Por Betina Bartol

La aparición de los blogs dedicados al cine abrió la posibilidad de experimentación para aquellos tentados por hacer que sus juicios trasciendan la exigua recepción individual; accesible al vasto e inextricable torrente de lectores que frecuentan la red. De esta manera, las personas se transforman en emisores mediante la vertiginosa construcción y publicación de su collage de subjetividades.

Es un espacio que se debate entre el “espectáculo del yo” y la “facilidad” de la palabra. Por eso no nació para imitar las formas establecidas de comunicación propias de los medios hegemónicos. Un blog es un sitio web periódicamente actualizado por un autor, amateur o especializado, que tiene total libertad para escribir. Cuenta con la posibilidad de incluir videos, fotos, links para enriquecer el espacio, junto con el intercambio con el lector a través de los comentarios.

De los blogs que hablan de cine, algunos hacen selecciones arbitrarias, otros siguen una temática o el trabajo de algún director, mientras que otros se limitan a discutir sobre los estrenos. Aquí algunos ejemplos.

El blog Cinemascope: una mirada al séptimo arte presenta en cada entrada una crítica de cada película. Las etiquetas están divididas por géneros que van desde suspenso y drama a cortos y animación. Lo interesante del blog es que hace recorridos muy completos de películas ignoradas en el circuito comercial. Hace saltos temporales para referirse a películas de directores como Ed Wood de los años ’50 o Alejandro Jodorowsky de los ’80. El objetivo del blog es una exposición de las “razones por las cuales me han llamado la atención, junto con intentar aportar todo tipo de datos, que creo pueden resultar interesantes para todos aquellos amantes del séptimo arte.” Para eso incluye reseñas muy acertadas de los argumentos, información sobre las películas anteriores de los directores, sugestivas comparaciones con otras películas, intercaladas por fotos originales de la película en cuestión. Incluye al final de cada entrada un fragmento de youtube que enriquece el despliegue. Además agrega un índice heterogéneo y muy extenso de links a otros blogs que hablan de cine.

Cine para usar el cerebro es un blog que se destaca por un lado por la selección de películas, ya que incluye directores como Gordard, Buñuel y Bertolucci, y por el otro, por las críticas en sí. Éstas incluyen fragmentos sobresalientes del guión junto con descripciones del argumento pero también de cómo está filmada y una muy acertada reflexión sobre los directores y actores. Las etiquetas están divididas por grupos no convencionales y divididos por partes como “Mujeres que cautivaron”, “El tema de la fealdad en el cine”, “El desempleo visto desde el cine francés” y “El incomprendido Orson Welles”, entre otras. Un blog que tiene como propósito “hablar de películas que nos hagan pensar, reflexionar y debatir” por un fanático de cine y admirador de directores como Truffaut, Hitchcock, Bergman, Woody Allen, Almodovar y Lombardi.

Lo más interesante de Clase B es que la selección de películas está basada en función de la revista de cable. Recomienda películas clásicas como el Gabinete del Doctor Caligari, Alphaville, La caída de la casa Usher, y la mayoría de la filmografía de Hitchcock especificando cuándo van a ser transmitidas por televisión. Al mismo tiempo, el material icónico predomina por sobre el verbal. La información se limita a una breve sinopsis y datos técnicos de la película, aunque en algunos casos también presenta su opinión. Son las imágenes las que convocan la atención del lector del blog: son originales, atrayentes y muchas que invitan de manera muy provocativa a ver la película.

En Homenaje a Truffaut, se recorre exclusivamente la filmografía del director de la Nouvelle Vague, Francois Truffaut. Están ordenadas en las etiquetas cronológicamente. Las críticas incluyen además de una descripción del argumento, las relaciones entre las películas, comparando momentos, temáticas, conflictos. Y cierra cada entrada con un detalle diferente. El más logrado es la selección de la escena para recordar, después tiene también curiosidades o experiencias personales relacionadas con la obtención de la película.

El autor de Un crítico de domingo es guionista de cine y de tv; además, estudió crítica cinematográfica. Sin embargo, lo más notable del blog no recae en su capacidad de criticar las películas, sino en algunas entradas que remiten a una serie de volúmenes que llama “Pequeña Historia del cine para uso de los niños”. De manera pedagógica agrega conocimientos teóricos y comparaciones de estilos. El blog cuenta con pocas fotos, y con un predominio de texto escrito.

Blog at WordPress.com.