Tallergrafica3’s Blog

November 27, 2008

Christian Busquier, un apasionado del cine y la literatura

Filed under: Protagonistas — tallergrafica3 @ 2:33 am

Christian Busquier es guionista de cine. Le apasiona también la escritura literaria y periodística. Fanático de la cinematografía de género como la aventura, el terror, la ciencia ficción y a su vez el folletín literario. Luego de dar clases en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, aguarda con paciencia la realización de esta entrevista.

Por Lucía Nadal.

Nacido en Buenos Aires el 19 de enero de 1973, Christian mamó desde chico la cinefilia. Por motivos laborales de su padre, Buenos Aires, Rosario, Rio Gallegos y Paraguay fueron los lugares que lo vieron crecer. Recuerda con felicidad esa época: “Yo creo que mi vocación la encontré cuando yo estaba en segundo grado y mi papá un día de verano me llevó a ver a los cines del centro El Imperio Contraataca. Y partir de ahí tengo muchos recuerdos muy relacionados con el cine. Varias sesiones en las salas Los Ángeles con mis papás contándonos la películas que con mis hermanos capaz no terminábamos de entender porque éramos muy chiquitos o viendo peículas en mi casa donde nos leían los subtitulados. Y después cuando vivía en Rio Gallegos todos los domingos eran tardes enteras en las que veíamos películas desde western spaghetti hasta todo tipo de cine pero sobre todo mucho cine de género que es lo que me marcó más”.

Si bien primero estudió economía en la UBA “por una especie de designio paterno”, después por “predisposición natural”, como nos cuenta, terminó estudiando cine. Primero hizo la carrera de Realizador Integral de Cine y Televisión en el Centro de Investigación Cinematográfica (CIC) donde egresó en 1998. Después ingresó becado a la Escuela de Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), donde hizo su especialización en guión y egresó en el 2002.

Entre sus primeros trabajos encontramos la crítica cinematográfica en una diario provincial. “A partir de los 14 años empecé a escribir para el único diario que en ese momento había en la provincia de Santa Cruz llamado la Opinión Austral. Si bien era un diario muy importante no tenía sección de espectáculos. Me presenté al editor y le dije que era una vergüenza que no tuviera esa sección. Y arranqué a escribir ahí por tres años en los que todos los jueves hacía crítica de cine y después cuando vino el auge de los videoclub hacía crítica de video. Al principio no me dejaban firmar los artículos, era algo que me lo tenía que ganar con el tiempo hasta que lo conseguí por constancia. Me acuerdo que venía Buenos Aires antes o después de las vacaciones familiares y estaba acá un mes un mes y medio con una inyección diaria de dos, tres películas. Con lo cual me llevaba un bagaje de cine importante. Y me permitía hacer critica de películas mucho antes que salieran en Río Gallegos” nos relata.

Durante esa época también tuvo la oportunidad de hacer tres programas de radio. En el primero querían que trasladara su columna semanal del diario a radio AM. Y fue lo hizo durante todo un año los domingos. A eso le agregó la sección de música donde comentaba y pasaba bandas de sonido de películas. “Dio la casualidad que uno de los operadores estaba montando su propia FM con lo cual como le gustó la selección de música que hacía, le gustó el tono de voz que tenía y me convocó para que haga lo mismo pero con un programa más amplio en FM. Era todos los sábados 2 horas durante 2 años. Además en el verano a veces hacía la suplencia de locutores” nos comenta.

Por esos años, “empezó mi ritual de ir al cine todos los jueves. Como sucedía en el interior las funciones eran dobles. Tipo 8 daban la primera que era de una calidad un poco inferior y después la proyección principal.”

“A partir de mi trabajo en el diario se me abrieron las puertas del que era el video club más importante de Rio Gallegos y terminé siendo el referente de las películas que el videoclub compraba” agrega.

Siempre le gustó escribir tanto desde el enfoque periodístico sobre cine, literatura e historietas que son los 3 géneros que más le interesan, como también hacer poesía y cuentos que escribía desde chico y además publicaba en diarios estudiantiles.

En febrero de 2004 terminó su primera novela, La Maratón, un relato claustrofóbico de terror y vampiros en el marco de una lluviosa y gótica Buenos Aires del siglo XXI. También hizo un libro por encargo para el Museo de Cine Pablo C. Ducros Hicken y editado por Ediciones La Crujía. “Escribimos Cine. Estudio sobre la discreta profesión de ser guionista” que recopila entrevistas a guionistas argentinos. En el medio gráfico hizo además, algunas colaboraciones como freelance para revistas de cine y literatura como Plan 9, Ossessione, Mabuse y Psyque Navegante.

“Cuando empecé con la carrera de cine automáticamente me decidí por guión. La parte técnica nunca me atrajo demasiado. Creo en un cine de especificidades. No creo en un productor que es director y escritor de su propio proyecto, es decir que haga todo. El cine es un trabajo en equipo. Y uno de los que forma parte del equipo es el guionista. Lo que tiene en particular esta escritura es que no está completa hasta la realización del film. Es una escritura en camino de ser otra cosa, es una escritura en función de algo más. Es el primer paso de varios pasos” sostiene.

“La escritura de El niño de barro – su primer guión que salió en la pantalla grande y con el que se recibió en su tesis – fue algo que me dio muchísima satisfacción. Fue proceso muy interesante poder trabajar en la realización del film, en las escrituras posteriores del guión original que había escrito”.

“Hablar de la historia de el petiso orejudo, Cayetano Santos Godino, me permite contar aspectos oscuros o pocos develados que tienen que ver con la naturaleza humana en particular y con la construcción de las sociedades en general. Trabajar sobre el arquetipo de la maldad permite, echar una mirada retrospectiva a lo que somos como sociedad. El policial permite hablar de temas que generalmente están vedados sobre la naturaleza del crimen que está ligada al deseo, a la pulsión y un lugar de placer” nos cuenta.

Christian es un persona que decididamente disfruta lo que hace: critica, literatura y cine. Como lo deja plasmado en su blog en su cabeza resuenan las palabras de Scorsese que dice: “Recuerdo que de niño me llevaban al cine y que mi primera sensación fue la de penetrar en un mundo mágico: la alfombra mullida, el olor de las palomitas de maíz frescas, la oscuridad, la sensación de seguridad, y sobre todo de estar en un santuario: todas estas cosas evocan en mi memoria una iglesia. Un mundo de sueños. Un lugar que provocaba y agrandaba nuestra imaginación. Justamente de eso se trata”

Advertisements

Leave a Comment »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: